Consejos, Ruta 66

10 consejos para hacer la Ruta 66

16 diciembre 2019

¿Quieres recorrer Estados Unidos atravesando la mítica Ruta 66? ¿Maravillarte antes las impresionantes atracciones turísticas que te encontrarás a lo largo del camino? ¿Descubrir la historia y la cultura de este inmenso país? ¿Dormir en los típicos hoteles americanos y comerte las mejores hamburguesas de tu vida?

Pues en este artículo, te doy algunos consejos importantes que conviene tener en cuenta antes de lanzarte a la aventura.

¿Cuál es la mejor época para hacer la Ruta 66?

Definitivamente, la mejor época del año para hacer la Ruta 66 es la primavera y el otoño, es decir, los meses de abril, mayo, junio, septiembre y octubre.

En verano, puede que te encuentres con temperaturas muy altas en muchos de los estados que recorre la carretera y, en invierno, el frío puede ser igual de intenso y, además, hay menos horas de luz para visitar las atracciones turísticas.

Nosotras la hicimos en mayo y la verdad es que fue una buena elección, ya que tuvimos muy buenas temperaturas durante todo el viaje, aunque variaron mucho de Chicago (donde tuvimos que abrigarnos bien) a Los Ángeles (donde pudimos ir con vestidos de verano).

¿Cuánto tiempo se necesita para hacer la Ruta 66?

Cuando ya hayas decidido la época en la que quieres hacer el viaje, falta decidir en cuánto tiempo lo vas a hacer, dependiendo de las visitas que quieras hacer, de dónde quieras dormir (Munger Moss, Wigwam Motel…) y, evidentemente, del tiempo del que dispongas.

Lo normal es hacerla en un par de semanas, día arriba día abajo. Para decidirlo, tienes que informarte muy bien (con blogs y guías) sobre todas las paradas interesantes de la ruta, los monumentos que más te llamen la atención, los moteles y restaurantes más recomendables, etc. También tienes que tener en cuenta que, si quieres hacer más desvíos (aparte de los típicos del Gran Cañón y Las Vegas), como al Monument Valley, por ejemplo, debes contar con más tiempo para no dejarte nada importante en el tintero.

Es un viaje que requiere mucho tiempo de organización, así que tómatelo con calma y paciencia. Aquí te dejo mi artículo sobre cómo organizar un viaje por la Ruta 66 por si te sirve de ayuda.

Recorrido por tramos de la Ruta 66
Mapa con todas las paradas que hicimos en la Ruta 66.

Mi consejo es que la hagas con tiempo suficiente, porque sería una pena no visitar lo imprescindible y, además, es un viaje bastante intenso que requiere descansar bien para seguir el ritmo.

¿Alquilar un coche, una moto o una autocaravana?

Fue una de las primeras preguntas que me hice cuando empecé a organizar mi viaje por la Ruta 66.

Yo no soy motera, así que tenía claro que yo no iba a hacerla en moto. Además de ser más incómodo que yendo en coche, no tienes espacio para las maletas y, dependiendo de la época en la que vayas, puede resultar bastante engorroso. Pero si tu ilusión es hacerla en moto, ¡adelante! ¡Siempre puedes alquilar una Harley y recorrer la Ruta 66 sintiendo el viento en la cara!

También me planteé hacerla en autocaravana para ahorrar tanto en la comida como en el alojamiento, pero esa es precisamente la esencia de recorrer la Ruta 66: sus míticos moteles y sus restaurantes históricos. Haciéndola en autocaravana, te pierdes una parte muy importante de la aventura que es recorrer esta carretera.

Por tanto, mi recomendación es que la hagas en coche. Lo mejor a la hora de alquilar un coche para hacer la Ruta 66 es entrar en la web de Rentalcars y comparar las diferentes compañías. Nosotras reservamos con Hertz este coche, de la marca Nissan, y nos costó 876 € en total, incluido el cargo de 500 € que te cobran por coger el coche en una ciudad y dejarlo en otra. En este precio se incluye el seguro.

La Ruta 66, mejor en coche,

Guías útiles para hacer la Ruta 66

Tanto para organizar el recorrido antes de irte, como para consultarlas una vez allí, puedes hacerte con varias guías de la Ruta 66. Las dos más famosas son:

  • Route 66: EZ66 Guide for Travelers, escrita por el historiador Jerry McClanahan. Te servirá para organizar los distintos tramos de la Ruta 66 y, además, conocer la historia de moteles, restaurantes, atracciones y pueblos perdidos de la Ruta 66.
  • Route 66: Mi sueño y pasión, de Victor Muntané. Para hacerse una idea general, no está mal, aunque la redacción es muy mejorable y obvia sitios muy interesantes.

Además, yo también compré la Guía de la Ruta 66 de Touristear por 3,90 € (epub o PDF), que es muy completa en cuanto a todo (absolutamente todo) lo que se puede visitar en la Ruta 66, pueblo por pueblo.

¡Mucho ánimo con la organización!

Contratar un seguro de viaje

Contratar un seguro de viaje es imprescindible a la hora de viajar a países extranjeros fuera de la Unión Europea. Es mejor no jugársela, y más con un viaje como este de casi 4000 kilómetros de conducción y por un país como Estados Unidos donde te puede costar muy caro cualquier tontería que te pase. Así que no te lo pienses.

Nosotras contratamos el seguro con IATI y nos costó 165 € en total, es decir, con ese seguro estábamos cubiertas las dos. Por tanto, por unos 83 €, puedes despreocuparte totalmente de este tema.

A nosotras no nos pasó nada, sorprendentemente, así que por suerte no tuvimos que usar el seguro. Pero, como digo, ¡es imprescindible!

Aquí tienes un descuento en tu seguro IATI del 5 %.Iati seguros

Puedes reservarlo directamente aquí:

Iati seguros

¿Qué llevar en la maleta?

Evidentemente, todo depende de la época en la que vayas a hacer la Ruta 66.

Si vas en entretiempo (primavera, otoño), debes meter en la maleta tanto ropa de abrigo (sobre todo para Chicago y los primeros días de la ruta), como ropa de verano (en Los Ángeles siempre suele hacer buen tiempo y calor).

Aparte de la ropa y los artículos de higiene, aquí te dejo una lista de cosas imprescindibles que debes incluir en tu maleta:

  • Varios calzados cómodos ¡para patearte Estados Unidos!
  • Paraguas y chubasqueros.
  • Un adaptador de enchufes (ya que en Estados Unidos no son los mismos) y una regleta para cargar a la vez todos tus dispositivos.
  • Documentos necesarios: ESTA, pasaporte, DNI, guías, tarjetas de embarque, las reservas de todo.
  • Entretenimiento para los vuelos, como un libro, un e-book, pasatiempos, revistas… En los aviones de este tipo de vuelos suele haber una pantallita donde puedes ver pelis y escuchar música, pero no está de más llevarte tú algo.
  • Minibotiquín con lo básico como paracetamol y tiritas.
  • Un cargador portátil para no quedarte sin batería.

¿Cómo gestionar el dinero durante la Ruta 66?

No es recomendable que lleves encima mucho dinero en efectivo (y, al ser un viaje largo, vas a necesitar bastante), así que lo más cómodo es cambiar cierta cantidad de euros a dólares antes de irte (yo cambié 300 €) y que, cuando se te acabe el efectivo, pagues con tarjeta, cosa que se puede hacer en cualquier sitio.

Si vas con amigos, te recomiendo que os abráis una cuenta conjunta, ingreséis el dinero previsto y paguéis las cosas comunes (hoteles, coche, gasolina…) con la tarjeta de esa cuenta. Eso fue lo que hice yo cuando hice la Ruta 66 con una amiga.

Por otro lado, si tu banco te cobra muchas comisiones al sacar dinero de los cajeros o pagar con la tarjeta, también puedes probar la tarjeta N26 para pagar sin comisiones y la tarjeta BNEXT para sacar dinero sin comisiones. Yo no las he probado porque no pago comisiones, pero las recomienda todo el mundo. No dudes en informarte.

¿Cómo no perderse haciendo la Ruta 66?

Una vez allí, una de las cosas más difíciles de recorrer la Ruta 66 es precisamente encontrarla y seguirla, ya que, como sabrás, no es una carretera que circule de forma continuada, sino que algunos tramos están cortados, otros los están reformando y otros desaparecieron para construir encima las nuevas autopistas, mientras que otros tramos (algunos más largos que otros) se pueden recorrer.

¡Hazte con las herramientas necesarias para no perderte haciendo la Ruta 66!

Para poder seguirla lo mejor posible, aparte de estar muy atentos a las señales que marcan su recorrido (tanto en la misma Ruta 66 como las señales que hay en las autopistas para indicar la salida que debes coger para volver a la Ruta 66), te recomiendo que te bajes la app de Road Trip 66 si tienes un iPhone y alguna aplicación con los mapas de Estados Unidos que funcione offline. No está de más tampoco hacerte con un mapa físico de los estados por donde pasa la Ruta 66.

Por último, si el coche que alquiles cuenta con un GPS también te servirá de ayuda, pero ten cuidado de que no te envíe por las autopistas, que normalmente lo hará al ser la ruta más corta. Simplemente debes cambiar la ruta para poder ir por la Mother Road.

Aun así, seguro que te pierdes en algún momento (nosotras nos perdimos mucho), ¡pero eso forma parte de esta gran aventura!

¿Cómo es conducir por Estados Unidos? ¿Y echar gasolina?

En Estados Unidos se conduce por el carril derecho, como en España, y las carreteras suelen ser muy amplias. En general, no es más complicado que conducir en España, pero hay que tener en cuenta algunas cosas.

Debes saber que allí la velocidad se mide en millas por hora y no en kilómetros, pero como el contador de velocidad del coche también estará en millas, enseguida te acostumbrarás. En la mayoría de estados, el límite de velocidad es de 65-80 mph en autovía, y de 15-25 mph en zonas residenciales o urbanas. Atento a las señales para no superar el límite.

Una de las cosas que más nos sorprendieron fue la disposición de los semáforos, los cuales se encuentran en la intersección de enfrente, estando muy alejados de donde te tienes que parar. Tienes que detenerte antes de llegar al cruce, detrás de la línea blanca, como en España, no debajo del semáforo, que como he dicho se encuentra en la intersección de enfrente.

Además, no es raro que en una intersección sin semáforos te encuentres cuatro señales de stop, para que todos los vehículos que lleguen a la intersección se paren por completo. A nosotras nos hizo mucha gracia encontrarnos cruces así, porque no entendíamos quién tenía prioridad. Después descubrimos que debe pasar el que primero llegue y así sucesivamente.

¿Y cómo es repostar en Estados Unidos? ¡Pues el tema tiene su miga! La mayoría de gasolineras son autoservicio y tienen una pantalla junto al surtidor donde debes elegir el tipo de combustible que quieres (los coches estadounidenses suelen funcionar con gasolina). Primero tienes que introducir la tarjeta y retirarla rápidamente, luego eliges la gasolina (no dudes en escoger la más barata al ser un coche de alquiler), repostas, dejas la manguera y recoges el recibo.

Repostar en Estados Unidos
Las gasolineras Shell eran nuestras mejores aliadas.

No parece tan complicado, ¿no? Pues lo malo es que es bastante común que el surtidor no reconozca tu tarjeta por ser española. En ese caso, debes entrar a la oficina con tu tarjeta y pagar allí en la propia oficina, de forma manual. Nosotras descubrimos que en las gasolineras Shell (las de la almejita) sí aceptaban nuestra tarjeta sin problemas, así que siempre íbamos buscando el símbolo de la almejita por la carretera…

Por cierto, la gasolina es superbarata. ¡Una buena noticia!

Por último, no olvides sacarte el permiso internacional de conducir en cualquier Jefatura Provincial de Tráfico. Cuesta unos 10 € y es válido durante un año. Si te para la policía, es posible que te lo pidan, así que ¡no dudes en solicitarlo!

Último consejo imprescindible: la nevera

Es cierto que los restaurantes son una parte importante de la Ruta 66, pero si quieres ahorrar dinero en comida, comprar una nevera de corcho es lo ideal.

Puedes comprarla en una farmacia (sí, en las farmacias de Estados Unidos hay de todo) en Chicago e ir llenándola durante todo el viaje. Te será muy útil para mantener las bebidas frías y conservar alimentos como embutido y pan de molde, galletas, fruta, ensaladas envasadas, etc. Así podrás comer o merendar siempre que quieras sin gastar mucho.

¡Y hasta aquí mis consejos para hacer la Ruta 66! Como siempre, espero que te hayan sido de ayuda y, si tienes alguna pregunta, ¡estaré encantada de charlar contigo!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Puede obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar