Europa, Italia

Florencia: visitas imprescindibles e itinerario

16 enero 2020

Antigua capital de Italia en el siglo XIX, Florencia es considerada una de las cunas mundiales del arte y de la arquitectura y, además, una de las ciudades más bonitas del mundo. Personalmente, se trata de mi ciudad europea favorita, y me atrevería a decir que es la que más me gusta de todas las que he visitado, porque se respira arte en cada esquina, en cada calle. Es tan preciosa… Si te gusta el arte, quedarás maravillado ante sus innumerables tesoros.

Seguro que has soñado alguna vez con viajar a la región italiana de la Toscana y visitar la preciosa ciudad de Florencia para maravillarte ante sus obras medievales y renacentistas como la cúpula de Santa María del Fiore o el Ponte Vecchio.

Visitas imprescindibles de Florencia
Vistas desde el Palazzo Vecchio.

¿Quieres hacer un viaje a la Toscana? ¡Te propongo las mejores cosas que hacer en Florencia!

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en este aviso

Catedral de Santa Maria del Fiore y Battistero

Si hay un monumento emblemático en Florencia, es la Catedral de Santa Maria del Fiore y su famosa cúpula, que datan del siglo XIV, en pleno Renacimiento. Situada en pleno centro histórico, se trata de una de las iglesias cristianas más grandes del mundo con sus 160 metros de longitud, 43 metros de anchura y 90 metros en su nave trasversal. ¡Quedarás impresionado nada más verla!

Visitar la catedral de Florencia
Exterior de Santa Maria del Fiore.

Sus paredes exteriores están recubiertas de un precioso mármol toscano blanco, verde y rosa, formando sus característicos dibujos. Lo que más llama la atención de la Catedral es su gran cúpula de colores anaranjados, construida por el florentino Filippo Brunelleschi, uno de los arquitectos renacentistas más importantes. Además de la cúpula, la Catedral cuenta con el campanile de Giotto, un campanario independiente de 84,70 m de altura.

Subir a la cúpula de la catedral de Florencia
La cúpula de Santa Maria del Fiore, emblema de Florencia.

Una vez dentro de la Catedral, verás que el interior es algo sombrío y hay una cierta desnudez en la iglesia, lo cual corresponde a la austeridad de la vida religiosa. Sin embargo, la decoración interior de la cúpula te dejará sin aliento. Las distintas escenas representadas en la cúpula, obra Giorgio Vasari y Federico Zuccaro, representan el Juicio Final.

Visita Santa Maria del Fiore
La decoración de la cúpula de la catedral es espectacular.

Una de las cosas imprescindibles que hacer en Florencia es subir a la cúpula para tener unas maravillosas vistas de la ciudad, con sus casas de tejados anaranjados. Hay que subir 463 escalones hasta llegar al mirador, ¡pero merece totalmente la pena!

Subir a la catedral de Florencia
Estas son las preciosas vistas desde la cúpula.

Justo enfrente de la Catedral, se sitúa el Battistero. No te pierdas sus absolutamente impresionantes «Puertas del Paraíso» (de Lorenzo Ghiberti, aunque esas son una copia), decoradas con bajorrelieves de bronce dorado, que representan escenas del Antiguo Testamento. Si quieres ver las Puertas del Paraíso originales, están en el Museo dell’Opera del Duomo, aunque yo me conformé con ver la copia de las puertas, que ya de por sí son asombrosas.

Todo este conjunto, formado por la iglesia, el campanario y el baptisterio, constituye una de las joyas artísticas y arquitectónicas de Florencia. Ya solo con esta visita, te enamorarás perdidamente de esta hermosa ciudad.

Catedral de Florencia
Fachada de Santa Maria del Fiore.

Plaza de la Señoría

Además de ser la plaza más bonita de Florencia, la Piazza della Signoria es uno de los lugares con más vida de la ciudad. No te sorprendas al ver a los artistas locales, que pueden ser bastante alocados, haciendo de esta plaza su escenario particular.

La visita a esta plaza te maravillará por completo. Estos son los edificios más importantes:

El Palazzo Vecchio

El Palazzo Vecchio, quedata del siglo XIV, es el edificio más emblemático de la plaza y actualmente alberga oficinas del Ayuntamiento de la ciudad, aunque las principales salas están abiertas al público.

La fachada del edificio tiene un carácter de estructura fortificada medieval y cuenta con la famosa Torre di Arnolfo, de 95 metros de altura. Seguro que te llama la atención la escultura del David de Miguel Ángel situada delante de la fachada… ¡Pero es una copia de esta famosa obra de arte! Además, hay otras esculturas: Adán y Eva y Hércules y Caco.

Visitar el Palazzo Vecchio
Copia del David de Miguel Ángel en el Palazzo Vecchio.

Si tienes tiempo, te recomiendo que reserves una visita guiada del Palacio, ya que no te decepcionará. El Salone dei Cinquecento, el pasadizo secreto al corredor vasariano y la máscara de Dante son algunas de las cosas que te sorprenderán. ¡Totalmente recomendable!

La Loggia dei Lanzi

Se trata de un pórtico que alberga varias esculturas de la colección de los Médicis, por lo que se podría decir que es una especie de museo al aire libre.

Sin duda, la obra de arte más importante es Perseo con la cabeza de Medusa de Benvenuto Cellini, una impresionante escultura de más de tres metros de altura si incluimos el magnífico pedestal decorado con bajorrelieves de bronce de las divinidades relacionadas con el mito de Perseo.

Visitar la loggia dei Lanzi
Perseo con la cabeza de Medusa.

La escultura representa a Perseo de pie sobre el cuerpo de Medusa. En su mano derecha porta la espada con la que acaba de decapitar al monstruo, mientras que con la mano izquierda sostiene triunfante su cabeza asida por la cabellera. Lo más impresionante de la escultura es que Perseo está mirando hacia abajo, por lo que, al situarte frente a ella, puedes observar claramente la expresión de su cara. Pone los pelos de punta.

Otra de las esculturas que más me impresionó fue El rapto de las Sabinas de Giambologna. Esta obra, de nada menos que 410 cm de altura, muestra a tres personajes desnudos: un hombre joven que alza a una mujer que parece luchar para escapar y un hombre viejo, desesperado y atrapado entre las piernas del joven. Por eso, la estatua es también conocida como «las tres edades del hombre».

Visitar la plaza de la señoría
Esta imagen del Rapto de las Sabinas con el Palazzo Vecchio de fondo me maravilló por completo.

Las tres figuras están unidas psicológicamente por sus miradas y formalmente por la posición de sus cuerpos, dando la sensación de girar en torno de un eje central del que no pueden escapar. Es totalmente sobrecogedora y eso que es una copia. La original está en la Galería de la Academia.

Hay otras esculturas como Hércules y el centauro Neso, Patroclo y Menelao y otras de estilo romano. ¡Paséate tranquilamente para verlas todas!

Fuente de Neptuno

Construida por Bartolomeo Ammannati y sus discípulos en el siglo XIV, no fue muy apreciada en sus comienzos y ha sufrido numerosos daños a lo largo de su historia. La figura de Neptuno está hecha en mármol de Carrara y sus rasgos reflejan los de Cosme I de Médici. ¡Acércate a verla!

Fuente de Neptuno.

Otros edificios característicos son el Palacio Uguccioni, la estatua ecuestre de Cosme I, obra de Giambologna de 1594, y el Tribunal de las Mercancías, donde se pueden ver los escudos de los 21 gremios.

Ponte Vecchio

El Ponte Vecchio, símbolo de la ciudad y uno de los puentes más famosos del mundo, data de 1345, lo cual lo convierte en el puente de piedra más antiguo de Europa. El puente, que atraviesa el río Arno, se sostiene sobre tres arcos y es uno de los pocos puentes habitados que se conservan.

Visitar el ponte vecchio
El Ponte Vecchio, una joya arquitectónica de Florencia.

Desde su construcción, el puente ha albergado en sus casas colgantes distintas tiendas y una gran actividad comercial. Además, para conectar el Palazzo Vecchio con el Palazzo Pitti, Giorgio Vasari construyó el famoso Corredor Vasariano, que pasaba por la Galería Uffizi.

Se dice que Fernando I, al pasar por el corredor vasariano, no soportaba el mal olor de las carnicerías del puente y ordenó que las cerraran y, para aumentar el prestigio del lugar, fomentó que en las tiendas se instalaran orfebres, joyeros y comerciantes de oro, que son los que actualmente ocupan los puestos en el puente.

Sin duda, una visita obligada en Florencia. Te recomiendo que vayas cuando se ponga el sol, porque ver el atardecer desde el Ponte Vecchio es una de las mejores experiencias que vivir en Florencia. Nunca olvidaré ese maravilloso atardecer.

Atardecer desde el Ponte Vecchio.

Museos más importantes de Florencia

Consejo: si quieres evitar las largas colas, te recomiendo que compres las entradas con antelación.

Galería Uffizi

Este museo alberga una de las colecciones de pintura más antiguas y famosas del mundo y se trata del lugar más visitado de Florencia, recibiendo más de un millón de visitantes cada año.

Las dimensiones del museo son inmensas, pero lo bueno es que las obras están ordenadas cronológicamente, por lo que es muy sencillo recorrerlas sin perderse gracias a la estructura del museo en forma de U. Este museo se sitúa justo al lado del Palazzo Vecchio y la Loggia dei Lanzi.

Entre las obras más importantes, se encuentran: El Nacimiento de Venus y La primavera (de Botticelli), la Adoración de los Magos y La Anunciación (Leonardo da Vinci), la Virgen del jilguero (Rafael), La Venus de Urbino (Tiziano) y Baco (Caravaggio).

Visitar la Galería Uffizi
El Nacimiento de Venus en la Galería Uffizi.

Consejo viajero: tras recorrer el segundo piso, encima de la Loggia dei Lanzi, hay una cafetería donde tendrás la oportunidad de tomarte algo con unas vistas maravillosas del Palazzo Vecchio y el resto del centro histórico de Florencia. ¡No te las pierdas porque son espectaculares!

Si quieres más información sobre este museo, su recorrido y la descripción de las obras más importantes, lee mi artículo sobre la Galería Uffizi.

Galería de la Academia

Si la Galería de la Academia destaca por algo, es por albergar una de las esculturas más famosas de todos los tiempos: el David de Miguel Ángel. Con sus 5,17 metros de altura y 5,5 toneladas, esta escultura de mármol blanco representa a David antes de enfrentarse con Goliat.

Visitar la galería de la academia
Que no te engañen las copias del David… El auténtico es el que te deja sin aliento.

David aparece en tensión y preparado para el combate. Su cuerpo se encuentra girado con un ligero contrapposto y la cabeza mira hacia su izquierda, manteniendo los ojos fijos en su objetivo, con el ceño fruncido. El rostro evidencia esa tensión contenida, una gran concentración y las aletas de la nariz bastante abiertas.

Los detalles de las manos y la expresión facial son totalmente sobrecogedores. Seguro que esta impresionante escultura no te deja indiferente. ¡Yo estuve como media hora mirándola! Es increíble las maravillas que puede hacer el ser humano.

Además del David, este museo alberga una gran colección de esculturas, pinturas e instrumentos musicales que bien merece una visita rápida.

Palacio Pitti

En la actualidad, el Palacio Pitti, considerado el complejo museístico de mayor tamaño de Florencia, alberga una colección inmensa de esculturas, pinturas, objetos artísticos, trajes y porcelanas. Se divide en varias secciones: Galería de Arte Moderno, Museo de los Trajes, Museo de la Plata, Museo de la Porcelana…

Pero la sección más importante del Palacio Pitti es la Galería Palatina: una impresionante galería que originalmente fue la pinacoteca de los Médici. Aquí encontrarás obras de Rafael, Tiziano, Correggio y otros artistas europeos pertenecientes al Renacimiento y al Barroco.

Visitar el Palacio Pitti
Puede que salgas un poco saturado de tanto cuadro…

Entre las obras más destacadas de la galería, están la Virgen con el Niño de Filippo Lippi, la Virgen del Gran Duque y la Mujer con velo (o La Velata) de Rafael, el San Juan niño de Andrea del Sarto y La bella de Tiziano, entre otras muchas obras de autores como Caravaggio, Rubens, Pietro da Cartona y otros maestros italianos.

Merece la pena la visita solo si tienes tiempo.

Iglesias y basílicas en Florencia

Además de la icónica Santa Maria del Fiore, en Florencia hay otras iglesias y basílicas que merecen una visita.

Basílica de Santa Maria Novella

Declarada Patrimonio de la Humanidad, la basílica de Santa Maria Novella es una de las iglesias más importantes de la ciudad y una visita imprescindible de Florencia.

Visitar Santa maria novella
Fachada de la Santa Maria Novella.

Su preciosa fachada de mármol blanco y verde, que data del siglo XV, se encuentra entre las obras más importantes del Renacimiento florentino. Te encantará admirar su gran puerta central, sus frisos y sus grandes volutas.

En cuanto al interior de la iglesia, esta presenta una planta de cruz latina y está dividida en tres naves con arcos y decoraciones de mármol blanco y verde. En las paredes hay frescos que reflejan la vida cotidiana de Florencia en la alta Edad Media.

Además, la basílica alberga muchas obras de arte, de las cuales las dos más importantes son: La Trinidad (fresco de Masaccio pionero en usar perspectiva) y el Crucifijo de Brunelleschi (su única escultura en madera).

Entrada santa maria novella
Interior de Santa Maria Novella.

Basílica de la Santa Cruz

Símbolo prestigioso de Florencia y lugar de reencuentro para los más grandes artistas, teólogos, religiosos y otros eruditos, esta basílica es otra visita obligada de Florencia.

Su fachada, de estilo neogótico, tiene tres frontones triangulares y está cubierta con mármoles de colores (blanco predominante, rojo, verde, azul y negro).

Aunque el interior de la iglesia no es tan llamativo como el de Santa Maria Novella, ya que impresiona por la sobriedad y claridad y tiene vigas de madera a la vista, las esculturas y las pinturas (de artistas como Giotto, Brunelleschi o Donatello) que adornan sus paredes te dejarán maravillado.

Interior de la Santa Croce.

Pero si algo caracteriza a la Santa Croce son las casi 300 tumbas que hay en la iglesia, incluyendo las de Miguel Ángel, Galileo Galiei, Lorenzo Ghiberti o Maquiavelo.

Iglesia de San Lorenzo

La basílica de San Lorenzo, también Patrimonio de la Humanidad, fue construida por orden de los Médici para reflejar el gran poder que ejercían. En principio, su construcción fue encargada por ocho influyentes familias florentinas para que su interior albergara una capilla para cada una de ellas. Finalmente, al no poder encargarse la mayoría de esas familias del gran gasto que supuso su construcción, Cosme de Médici decidió adquirirla en solitario para su familia.

Visitar la iglesia de San Lorenzo
Fachada inacabada de San Lorenzo.

Esta iglesia, que data del siglo XV y es obra de Brunelleschi, es un claro ejemplo de arquitectura romántica. Una curiosidad es que la sobria fachada está inconclusa. En el interior, la gran nave principal está separada de las dos naves laterales por capiteles hechos de piedra oscura. Destacan los dos púlpitos creados por Donatello y la Anunciación de Filippo Lippi.

Capilla de los Príncipes

Una de las cosas que más me sorprendió de esta iglesia, fue la impresionante Capilla de los Príncipes, una sala octogonal revestida en mármol y piedras semipreciosas donde se hallaban enterrados los Grandes Duques de la Toscana en monumentales sarcófagos de granito egipcio, jaspe verde de Córcega y granito oriental. Actualmente, los Médici están enterrados en la cripta inferior. Te aseguro que esta lujosa capilla y su preciosa cúpula no te dejará indiferente.

Visitar la capilla de los príncipes
La preciosa cúpula de la Capilla de los Príncipes.

Capillas Médici

Sin embargo, esta iglesia es más conocida por otra razón: las Capillas Médici situadas en la nueva sacristía, diseñada por Miguel Ángel. alberga las tumbas de Lorenzo el Magnífico y Giuliano de Médici, entre otros.

Visitar la capilla de los médicis
La espectacular tumba de Juliano de Médici, con el Día y la Noche.

Para la tumba de Juliano de Médici, Miguel Ángel esculpió las representaciones del Día y la Noche; para la de Lorenzo, el Crepúsculo y la Aurora.

El artista esculpió a los duques con un fuerte carácter psicológico: Juliano sentado con el bastón de mando y muy decidido, mientras Lorenzo, en posición pensativa, está más melancólico y meditativo. Ambas estatuas miran hacia la pared de la capilla donde hay una Virgen con Niño (la Madonna Medici), obra también de Miguel Ángel.

La tumba de Lorenzo de Médici, con el Crepúsculo y la Aurora.

Desde luego, esta iglesia alberga tantos tesoros que sería una pena no hacerle una visita. ¡Te encantará!

Plaza de la República

Núcleo de la ciudad desde la época romana, la Plaza de la República es una de las más grandes de Florencia. Seguro que te impresiona el magnífico arco de triunfo situado en la zona occidental de la plaza, ya que es lo que más llama la atención.

Visitar la plaza de la república
El gran arco de entrada a la Plaza de la República.

Además, en el centro de la plaza, verás la Columna de la Abundancia, símbolo del sitio donde se cruzan las calles principales de la antigua ciudad romana: la Cardo y la Decumano. ¡Visita obligada!

Jardines de Bóboli

Con sus 45 000 metros cuadrados, los Jardines de Bóboli son la zona verde más grande de Florencia. Situados detrás el Palacio Pitti, seguro que te divertirás descubriendo sus grutas, fuentes, pérgolas, un pequeño lago y cientos de estatuas de mármol.

Sin embargo, lo que más me gustó de mi visita a los jardines fueron las espectaculares vistas que se tienen de la preciosa ciudad de Florencia, destacando siempre, cómo no, la cúpula de Santa María del Fiore. Es una imagen que nunca olvidaré.

Visitar los jardines boboli
Espectaculares vistas desde los Jardines de Bóboli.

Los mercados de Florencia

Mercato Centrale: aquí encontrarás los mejores productos gastronómicos italianos. También hay un enorme espacio donde degustar comidas preparadas con productos frescos del mercado. Yo no probé nada porque no era la hora de comer, ¡pero todo tenía una pinta espectacular! No te pierdas la colorida réplica del David de Miguel Ángel.

Visitar el Mercato Centrale
La réplica del David más divertida.

Mercato San Lorenzo: se encuentra en la parte de fuera del Mercato Centrale y se extiende hasta la Iglesia de San Lorenzo. Son puestos donde se pueden comprar tanto artículos de regalo, como camisetas, bolsos y otros productos.

Mercato del Porcellino: su nombre proviene de la graciosa estatua del jabalí salvaje que hay en su parte sur. ¡No te olvides te tocarle el hocico para que te dé suerte! Además, en el centro de la plaza, se encuentra la piedra de escándalo (Pietra dello scandalo) donde se castigaba a los deudores durante el Renacimiento florentino. Cierra pronto, así que ve temprano.

Visitar el mercato del porcellino
¡No te vayas de Florencia sin tocarle el hocico al porcellino!

Piazzale Michelangelo

La Piazzale Michelangelo es uno de los mejores miradores de Florencia desde donde se puede ver la ciudad en todo su esplendor.

Además, en la plaza del mirador hay una réplica en bronce del David de Miguel Ángel, además de un restaurante, una cafetería y varios quioscos donde se puede comprar un helado o algo para picar.

Para llegar, se pueden utilizar las líneas de autobús 12 y 13.

Vistas desde la Piazzale Michelangelo.

Excursión a Pisa

Hacer una excursión a Pisa desde Florencia es una de las cosas imprescindibles de este viaje, ya que se sitúa a tan solo 80 kilómetros de Florencia. Si quieres ver su famosa Torre Inclinada, te recomiendo que reserves, por ejemplo, esta excursión a Pisa con Civitatis.

Excursión a Pisa desde Florencia
¡Sí, lo sé, podría haber sido más original…!

Te recogen del hotel o de un punto de encuentro, te llevan a Pisa y te hacen una visita guiada en español por el centro histórico de la ciudad, donde verás los monumentos más importantes: la Catedral (obra maestra del arte románico), el Battistero di San Giovanni, el Camposanto Monumental y, por supuesto, la famosa Torre Inclinada.

Florencia en 3 días: itinerario

Día 1:

1. Galería de la Academia

2. Santa María del Fiore y Baptisterio

3. Plaza de la República

4. Mercato del Porcellino

5. Plaza de la Señoría y visita al Palazzo Vecchio

6. Atardecer en el Ponte Vecchio

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en este aviso

Día 2:

1. Iglesia de San Lorenzo y Capillas Medici

2. Mercato Centrale y de San Lorenzo

3. Santa María Novella

4. Palacio Pitti y Galería Palatina

5. Jardines de Bóboli

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en este aviso

Día 3:

1. Excursión a Pisa

2. Galería Uffizi

3. Santa Croce

4. Piazzale Michelangelo en bus

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en este aviso

¡Y hasta aquí las visitas imprescindibles de Florencia! Espero que te haya sido de ayuda y, como siempre, si tienes alguna pregunta, estaré encantada de ayudarte. ¡A disfrutar de la preciosa Florencia!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Puede obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar