San Francisco

15 cosas que hacer en San Francisco

30 diciembre 2019

San Francisco es una de las ciudades más importantes de la costa Oeste de Estados Unidos y es la cuarta ciudad más grande de California. Con sus casi 900 000 habitantes, es mucho más pequeña que Los Ángeles y, por tanto, mucho más fácil de visitar.

Esta ciudad es bastante nueva, ya que fue fundada por colonos españoles en 1776, los cuales construyeron un fuerte en lo que actualmente es el Golden Gate y fundaron una misión llamada así en honor de Francisco de Asís.

Tras la fiebre del oro del siglo XIX, San Francisco experimentó un período de rápido crecimiento y, aunque la ciudad fue devastada por el terremoto e incendio de 1906, se reconstruyó rápidamente y actualmente es el centro financiero y de comercio internacional más importante del oeste de los Estados Unidos.

Como curiosidad, te diré que el clima en verano es bastante frío. De hecho, el escritor Mark Twain dijo que:

«El invierno más frío de mi vida fue un verano en San Francisco».

Y es que hay un microclima que hace que haya bajas temperaturas en verano, sin que luego en invierno el termómetro baje mucho más. Así que, ya sabes, ¡llévate una chaqueta a San Francisco incluso en julio o agosto!

¿Quieres visitar San Francisco y recorrer el Golden Gate? ¿Pasear por sus empinadas calles llenas casas victorianas? ¿Viajar hasta otro continente visitando su Chinatown? ¡Pues aquí tienes 15 cosas que hacer en San Francisco!

Recorrer en bici el Golden Gate

Descripción del puente

¿Quién no conoce el puente más famoso de San Francisco e incluso de California? Seguro que lo has visto mil veces en películas y series americanas. Esta maravilla de la ingeniería es el símbolo de la ciudad y está considerado el puente en suspensión más bello del mundo.

Con una longitud de más de 2 km, une San Francisco con el condado de Marin cruzando el estrecho Golden Gate, el cual recibe su nombre del estrecho en Constantinopla que comunicaba Europa con Asia. ¡De ahí el nombre del puente!

Construido tras cuatro años en 1937, el puente está suspendido sobre unos 75 metros sobre el agua y sus torres tienen una altura de 228 metros. ¡Te sentirás muy pequeño cuando lo cruces!

Tiene una calzada de seis carriles (tres en cada dirección) y dispone de carriles protegidos para peatones y bicicletas. ¡Lo ideal es cruzarlo en bici!

Cruzar el puente en bici

Nosotras alquilamos unas bicis en Blazing Saddles (situada en el Fisherman’s Wharf), por menos de 30 $ y cumplimos nuestro sueño de cruzar este famoso puente. Como probablemente sabrás, es muy común que haya niebla por toda la bahía que tape el puente. Es una movida del clima de San Francisco. Pues, evidentemente, nosotras tuvimos la mala suerte de encontrárnosla… pero, aun así, disfrutamos mucho de este emblema de la ciudad. Le da su encanto.

Para llegar al puente, fuimos pedaleando por toda la bahía, pasando por Ghirardelli Square, la Marina, el Crissy Field (una zona verde donde se suelen hacer picnics y desde donde se obtienen unas buenas vistas del puente) y el Fort Point, que es uno de los mejores lugares para apreciar el puente, donde además hay tiendas de souvenirs, de refrescos y baños para antes de cruzar el puente. ¡Seguro que necesitarás agua para seguir con el camino!

Estas son las vistas desde el mirador de Fort Point.

Tras todo este recorrido, ¡por fin llegamos al puente! Cruzarlo fue una de las mejores experiencias que vivimos en San Francisco. Poco a poco, se fue despejando la niebla y pudimos disfrutar plenamente de la arquitectura del puente, de su belleza y de las impresionantes vistas que se pueden apreciar desde el puente. ¡Es un paseo de ensueño!

Cruzar el Golden Gate es una de las mejores experiencias de San Francisco.

Tras cruzar el Golden Gate, fuimos al mirador View Vista Point, desde el que se obtienen unas bonitas vistas del puente. Para llegar, una vez cruces el puente, tienes que girar a la derecha. No tiene pérdida. ¡Allí puedes hacer un merecido descanso!

Vistas desde el mirador Battery Spencer.

Finalmente, llegamos a Sausalito, la pequeña y encantadora ciudad costera que se encuentra al otro lado del puente y que es famosa por sus casas flotantes sobre la bahía. Te recomiendo que te des una vuelta con la bici porque es muy pintoresca.

Sausalito merece una visita rápida.

Aquí te dejo el mapa del recorrido:

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en este aviso

Para volver a San Francisco, lo ideal es coger este ferry en el que puedes transportar la bici. Además, durante el camino, tendrás unas vistas maravillosas del puente y verás de cerca la Isla de Alcatraz.

Vistas desde el ferry de vuelta a San Francisco.

Ver los leones marinos del Fisherman’s Wharf

Antiguo puerto pesquero,el Fisherman’s Wharf es la zona marítima de la ciudad donde encontrarás muchas tiendas y restaurantes. Es una zona muy animada en la que siempre hay gente paseando o de compras.

Entrada al Fisherman’s Wharf.

Allí, el muelle más famoso es el Pier 39, donde hay muchos restaurantes y cafeterías, el Acuario de la bahía, un carrusel y otras atracciones. Es un lugar muy concurrido por los turistas, pero tiene mucho encanto y es muy divertido de descubrir y de recorrer, sobre todo debido a los habitantes más famosos de la zona: los leones marinos que viven allí de forma permanente. ¡Son supermonos! Hacerles una visita a estos simpáticos y graciosos leones marinos es una de las cosas imprescindibles que hacer en San Francisco. ¡No te lo pierdas!

Estos son los simpáticos habitantes del Pier 39.

Además, si te gusta la historia, en el muelle 45 encontrarás el Pampanito, un submarino que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial, y el buque Jeremiah O’Brien, un barco de carga que participó en el desembarco de Normandía. Como curiosidad, en la sala de máquinas de este buque se rodaron las escenas del funcionamiento de los motores durante la escena en la que el Titanic choca contra el iceberg en la película de 1997.

Bajar por la calle más sinuosa del mundo, Lombard Street

Lombard Street es unas de las calles más famosas de San Francisco. ¿La razón? Es apodada la «calle más sinuosa del mundo» por sus ocho curvas dispuestas en zigzag en solo 125 metros cuesta abajo.

Inicio de la Lombard Street con la Coit Tower de fondo.

Esta calle, situada entre Hyde y Leavenworth, es visitada cada año por alrededor de dos millones de visitantes para fotografiar los coches bajando por el zigzagueante recorrido. ¡Bajarla andando también es toda una experiencia! La mejor zona donde hacer fotos es al final de la calle.

¡Ver bajar los coches por esta calle es muy curioso!

Si quieres bajarla en coche, ten en cuenta que, a partir de 2020, se cobrará 10 dólares a los visitantes que quieran recorrerla en coche, una medida que se ha tomado para reducir el tráfico y la presión turística sobre los vecinos de la zona, ya que algunos se quejan del ruido y de la falta de civismo de algunos de los turistas. ¡Pero bajarla andando todavía es gratis!

Pasear por Nob Hill

Nob Hilles un barrio residencial bastante exclusivo que está situado en las colinas que dominan el centro de la ciudad. Como te puedes imaginar, si está en las colinas… ¡hay muchas cuestas! Pero ese es otro de los encantos de San Francisco. Te recomiendo que recorras Mason Street y te maravilles ante las preciosas casas de este barrio encantador.

Las coloridas casas de Nob Hill.

Además, puedes visitar la Grace Cathedral (en Taylor Street), una de las catedrales más grandes de la ciudad, cuya entrada es gratuita. La fachada es similar a la de Notre Dame de París y tiene unas puertas de bronce que son absolutamente espectaculares. En su interior, las vidrieras proyectan una luz azul sobre sus techos altos con arcos apuntados que transmiten una gran sensación de amplitud.

La visita a la Grace Cathedral merece la pena.

Viajar a Asia visitando Chinatown

Hay muchas ciudades del mundo que tienen su Chinatown, y la de San Francisco no decepciona. Viajarás directamente a China recorriendo las calles de este barrio, en el que encontrarás muchos restaurantes orientales (chinos, vietnamitas, tailandeses, etc.), además de tiendas decoradas con adornos chinos y algunos templos.

Las calles del barrio de Chinatown son muy pintorescas.

Lo ideal es empezar la visita en la Chinatown Gate, un arco chino situado en el cruce de las calles Bush y Grant. Aquí es donde empezaron a asentarse los primeros inmigrantes chinos en el siglo XIX.

La Dragon Gate, entrada a Chinatown.

Es recomendable visitar los templos Ching Chung y Tin Hau y la Golden Gate Fortune Cookie Factory, una fábrica de galletas de la suerte. Entre las calles Grant y Stockton, hay estrechos callejones muy pintorescos que merecen una visita. El más famoso es Waverly Place, que es conocido como «la calle de los balcones pintados».

Chinatown es ideal para cenar en uno de sus restaurantes orientales y luego pasear hasta el barrio vecino de North Beach, donde hay muchos bares y clubes de música en directo.

Subir al tranvía en Hyde o California Street

Otra de las experiencias imprescindibles que hay que vivir en San Francisco es subirse a uno de los famosos tranvías de la ciudad, que son los únicos del mundo que se operan íntegramente de forma manual. De las 23 líneas originales establecidas en el siglo XIX, solamente quedan tres.

Dos de los lugares más fotogénicos donde sacar unas buenas instantáneas de los famosos tranvías es en California Street y en Hyde Street.

En tu visita a Chinatown, te cruzarás con California Street, por lo que podrás tachar dos cosas imprescindibles de la lista de una vez. Ten en cuenta que en esta zona suele haber muchos turistas para hacer la ansiada foto y subirse al tranvía, pero merece la pena.

Tranvía en California Street.

En Hyde Street, podrás hacerle fotos al tranvía con la Bahía de San Francisco y Alcatraz de fondo. ¡Es una imagen de cuento que no olvidarás nunca! ¿Adivinas qué es lo malo? ¡Exacto! Es una calle muy empinada, pero, nuevamente, merece totalmente la pena, ¡y además fortalecerás las piernas!

Tranvía en Hyde Street con la isla de Alcatraz de fondo.

Viajar en el tiempo en Washington Square

Washington Square es una animada plaza con una amplia zona verde y mucho ambiente donde suele haber gente haciendo deporte o picnics. Aquí es donde se encuentra la Iglesia de San Pedro y San Pablo (1924), el templo católico más grande de la ciudad.

La Iglesia de San Pedro y San Pablo en Washington Square.

Lo más curioso de la plaza es que en el centro hay una estatua de Benjamin Franklin bajo la que se enterró una cápsula del tiempo en 1979 que deberá abrirse en 2079. Según dicen, en esta cápsula hay una botella de vino, unos Levi’s y un poema de Lawrence Ferlinghetti, uno de los famosos poetas de la generación beat que apareció en San Francisco en los años 50.

Esta plaza la atraviesa la Columbus Avenue, donde se encuentra el New Hong Kong Restaurant con su colorida fachada, el Café Vesuvio, famoso por ser uno de los preferidos de los escritores de la generación beat, como Kerouac, y la Librería City Lights, que va unida al nacimiento de esta generación. Detrás de la librería, está el Jack Kerouac Alley, un callejón con murales de una sola vía que conecta la avenida de Grant y Columbus Avenue. Además, en esta zona, hay muy buenas vistas a la Transamerica Pyramid.

El colorido New Hong Kong Restaurant en Columbus Avenue.

Mirar hacia arriba para admirar la Transamerica Pyramid

Conocido como el Wall Street del Oeste, el Distrito Financiero de San Francisco alberga los principales rascacielos y edificios modernos, siendo el más famoso la Transamerica Pyramid.

Este edificio, situado en el 600 de Montgomery Street, se terminó en 1972 y en un principio no causó sensación, ya que muchos pensaban que rompía el estilo del distrito financiero, pero con lo años, como suele pasar, se ha ganado la aceptación de todos y se ha convertido en el edificio más emblemático de San Francisco.

La Transamerica Pyramid, uno de los edificios más famosos de San Francisco.

El edificio toma su nombre de la forma que tiene, ya que es una pirámide de cuatro lados. Esas dos «alas» que sobresalen de la pirámide contienen ascensores en el lado este y una escalera y una torre de humo en el lado oeste. ¡Con sus 260 m de altura, tendrás que mirar hacia arriba para verla bien!

Ir a una taquería en Mission District, el barrio hispano

Mission District es un barrio en plena transformación que tiene raíces latinas y un ambiente moderno. El barrio toma su nombre de la Misión Dolores, una iglesia construida en 1776 que es el edificio más antiguo de la ciudad. Este modesto edifico se conserva intacto desde su construcción.

Mission, el barrio latino de San Francisco.

En este barrio encontrarás muchas taquerías tradicionales, restaurantes y clubes de música en directo, además de salones de tatuajes y heladerías. Más abajo te dejo algunas taquerías famosas del barrio ¡para ponerte hasta arriba de comida mexicana!

Las calles más interesantes de este barrio son:

  • Valencia Street: una calle con mucho ambiente y llena de tiendas, cafeterías y restaurantes;
  • Clarion Alley: situado entre las calles Valencia, 18, Misión y 17, este callejón es famoso por sus bonitos murales;
  • Dolores Street: llena de palmeras y casas victorianas, está considerada una de las más bonitas de la ciudad. Aquí se sitúa el Dolores Park, un parque muy concurrido los fines de semana por su mercado. En la parte alta, hay unas buenas vistas a la ciudad.

Disfrutar del ambiente gay en el barrio de Castro

Situado muy cerca de Mission, el barrio de Castro ha sido la vanguardia de la revolución gay desde la década de los 60. En este barrio verás por todas partes banderas gays, símbolo de la revolución homosexual.

En el barrio también encontrarás muchos murales.

El centro neurálgico de este barrio es la intersección de la calle Castro con la calle 18, lugar conocido como «las cuatro esquinas más gays de la Tierra», ya que los pasos de cebra son banderas arcoíris, en honor a los colores de la bandera gay. ¡Me encantó cruzar la calle por estos coloridos pasos de cebra!

El cruce más gay del mundo, en Castro.

Además, en la calle Castro, podrás ver el Castro Theater, un precioso teatro de estilo americano donde a veces se proyectan películas mudas con un pianista que toca en directo.

Ir de compras en Haight-Ashbury, el barrio hippy

Desde Castro, puedes llegar fácilmente a Haight-Ashbury, situado en el extremo oeste de la ciudad. El barrio toma su nombre de la intersección de las calles Haight y Ashbury y se trata de una zona llena de casas victorianas sobre una colina.

Irte de compras por Haight-Ashbury, toda una experiencia.

Este barrio es el epicentro de la eclosión hippy de los 60 en San Francisco. Paseando por la zona, te darás cuenta de que hoy en día todavía quedan reminiscencias de este movimiento debido a las tiendas donde puedes comprar camisetas con formas psicodélicas, mallas de colores, pareos y pañuelos originales, lámparas extravagantes o pipas de cristal.

Algunas tiendas que merecen la pena visitar son: Held Over, Wasteland, The Red Victorian (ropa), Amoeba (música). Además, no te puedes perder la tienda que se llama Piedmont Boutique, cuya fachada no te dejará indiferente.

Es un barrio con mucho encanto. ¡Te encantará pasear por esas calles!

Volver a los 90 viendo las Painted Ladies

¡Seguro que has visto las Painted Ladies muchas veces! Son famosas por aparecer en películas, series de televisión e incluso en anuncios. Pero ¿qué son?

Son un conjunto de casas victorianas situadas en Steiner Street y una de las muestras arquitectónicas más características de San Francisco. Estas preciosas casas de madera de colores vivos contrastan con los rascacielos del distrito financiero y son otro emblema de la ciudad. Seguro que te recuerdan a series de televisión de los 90, como Padres Forzosos.

¿Te acuerdas de la intro de Padres Forzosos?

Justo enfrente de las casas, se encuentra el Alamo Square Park, que se sitúa en… ¿lo adivinas? Exacto, ¡en una colina! Lo bueno es que desde el parque hay unas vistas preciosas de la ciudad. En un día despejado, se puede ver la mayor parte de San Francisco, incluyendo la Transamerica Pyramid y el Golden Gate. Nosotras tuvimos la mala suerte de que estaba en obras y no pudimos disfrutar de esas vistas… Si tienes la oportunidad, ¡no te las pierdas!

Admirar el Ayuntamiento

El Ayuntamiento se encuentra en el Civic Center, una zona triangular que alberga varios edificios públicos.

Este precioso edificio, que fue construido en 1915 para reemplazar el ayuntamiento original destruido por el terremoto de 1906, es de estilo beaux arts y su cúpula es la quinta más grande del mundo. Seguro que, cuando lo veas, te recuerda a algún otro edificio. Y es que para hacer la cúpula se inspiraron en la Basílica de San Pedro de Roma. La verdad es que es un edificio que impresiona bastante.

La altura de la cúpula es de más de 90 metros.

La plaza que se extiende frente el edificio del Ayuntamiento es escenario de las mayores fiestas de la ciudad como el desfile del orgullo gay.

Ver los bisontes del Golden Gate Park

El Golden Gate Park es el parque más grande de la ciudad, con una extensión de 5 kilómetros de largo por 1 kilómetro de ancho. ¡Es bastante más grande que el Central Park de Nueva York!

¡El pulmón de San Francisco!

Por tanto, sus dimensiones hacen que sea casi imposible recorrerlo andando, pero no sufras: el parque cuenta con una serie de minibuses para poder conocer los rincones más interesantes del parque, como el gran molino holandés, el Japanese Tea Garden, un bonito rincón decorado con bonsáis y pagodas, o el Conservatorio de las Flores.

Pero la zona más curiosa, situada ya en la parte más cercana al mar, es el Bisont Paddock, donde vive una manada de bisontes. Podrás verlos a través de las vallas, pero como suelen alejarse de la gente, es mejor si te llevas unos prismáticos.

Visitar la isla de Alcatraz

¿Quién no ha oído nunca hablar de la isla de Alcatraz? Estuvo abandonada durante miles de años hasta que fue convertida en un fuerte durante la Guerra Civil americana.

Años después, en 1934, en Alcatraz se abrió una prisión de máxima seguridad donde cumplieron condena los prisioneros que se consideraban peligrosos, siendo Al Capone el más famoso de ellos. La prisión cerró sus puertas en 1963, debido a la corrosión causada por el agua del mar y el consecuente aumento de los gastos de mantenimiento. Casualidad o no, la cerraron un año después de que unos presos lograran escapar de la prisión por el agua, aunque se cree que murieron en las frías aguas del Pacífico.

Vistas de la prisión de Alcatraz desde el mar.

Por suerte, se puede visitar la que probablemente es la prisión más conocida de todos los tiempos. Hay que coger un barco en el muelle 33 del Fisherman’s Wharf y la visita incluye un recorrido por las celdas, el comedor, la biblioteca y el patio de recreo.

Nosotras nos conformamos con verla desde el ferry que nos llevó de vuelta a San Francisco tras cruzar el Golden Gate, pero si te interesa, ¡seguro que es una excursión que te hará experimentar muchas emociones!

Aquí te dejo el mapa con las paradas en San Francisco:

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en este aviso

Por último, aquí te dejo mi vídeo recopilatorio de lo mejor de San Francisco:

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en este aviso
Lo mejor de San Francisco en 4 minutos.

Bonus: dónde comer y dónde alojarse en San Francisco

Recomendaciones de restaurantes:

  • En Castro, el restaurante Harvey (500 Castro Street) está recomendado para comer un buen brunch. Si te gusta la comida italiana, puedes ir a Sausage Factory (517 Castro Street).
  • Cuando estés por Chinatown, puedes ir al House of Nanking (Kearny Street), un restaurante chino muy auténtico donde la comida está buenísima.
  • En Haight-Ashbury, está el Cha Cha Cha (1801 Haight St.), un restaurante muy popular en el barrio de comida californiana y cajún.
  • En Mission, puedes ir a El Farolito, una de las mejores taquerías del barrio, o a la Taquería El Toro, situada en Valencia Street, donde tienen unas enchiladas muy ricas y combos muy variados. También está la Taquería El Buen Sabor, con comida mexicana igualmente rica.
  • Si te gustan los restaurantes ambientados en los 50, no te pierdas el Lori’s Diner, situado en Sutter Street, cerca de California Street, donde podrás probar la comida típica americana con una decoración chulísima. A nosotras, que acabábamos de hacer la Ruta 66, nos encantó seguir con la costumbre de comer en este tipo de restaurantes.
Interior del Lori’s Diner.

Recomendación de alojamiento

En cuanto al alojamiento, nosotras nos quedamos en The Mosser Hotel (54 4th Street, Union Square) durante tres noches por 460 $. Es un hotel de 3 estrellas bastante bien situado (a 10 minutos de Chinatown) cuyas habitaciones están muy bien. El personal nos trató estupendamente y, para los precios que hay en San Francisco, la relación calidad-precio es inmejorable. ¡Lo recomiendo!

Y hasta aquí mis recomendaciones de la absolutamente encantadora ciudad de San Francisco. Como siempre, espero que te haya sido de ayuda y, si tienes alguna duda, ¡estaré encantada de charlar contigo!

No Comments

Leave a Reply

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Puede obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar