Ruta 66

Qué ver en Chicago en dos días

19 noviembre 2019

Conocida coloquialmente como «la Ciudad del Viento», Chicago es la tercera ciudad más importante de Estados Unidos, solo superada por Nueva York y Los Ángeles. Y, como sabrás, ¡es donde empieza la Ruta 66!

En Chicago, situada en el estado de Illinois, encontrarás maravillas arquitectónicas, museos de talla mundial, mucho entretenimiento y una gastronomía increíble. ¡Sigue leyendo para saber qué ver en Chicago, obtener algunos consejos e informarte sobre dónde dormir y algunos restaurantes!

Cómo ir del aeropuerto a Chicago

Lo primero de lo que te tienes que informar es de cómo llegar a Chicago desde el aeropuerto. Hay dos aeropuertos en Chicago: aeropuerto de O’Hare (vuelos internacionales e internos) y el aeropuerto de Midway (solo vuelos internos).

Si viajas desde España a Chicago, seguramente llegarás al aeropuerto de O’Hare, ya que es donde operan la mayoría de las compañías aéreas. Habitualmente, los vuelos internacionales llegan a la terminal 5.

Llegar a Chicago en metro

Para llegar a Chicago desde el aeropuerto, la mejor opción es coger el metro. El recorrido al centro te llevará unos 50 minutos y hay trenes disponibles las 24 horas, con una frecuencia de pocos minutos.

Una vez en el vestíbulo del aeropuerto, busca los letreros que pongan CTA, Public Transportation o Trains to the City. Las siglas CTA (Chicago Transit Autohrity) hacen referencia al transporte público de Chicago en su conjunto, que incluye las líneas de autobuses y de los trenes elevados o subterráneos.

Podrás comprar los billetes con tarjeta o en efectivo en las máquinas de la estación. El billete del aeropuerto a Chicago cuesta 5 $, y si lo coges de la ciudad al aeropuerto solo cuesta 2,25 $. También puedes comprar abonos CTA (buses y trenes): de un día cuesta 10 $, de 3 días 20 $ y de 7 días 28 $.

Cuando entres en la estación, verás que hay dos vías y en ocasiones hay trenes en ambos andenes, pero siempre hay un letrero que dice «Next train» e indica el próximo tren que va a salir. No te preocupes por la dirección, todos te llevan al Loop mediante la línea azul, solo que unos llegan un poco más lejos que otros.

Llegar a Chicago en autobús o shuttle

Ir en autobús a Chicago es la opción más barata (solo te costará unos 3 €), pero no es la más recomendable, ya que hay que caminar un buen rato hasta llegar desde la Terminal 5 a la parada de autobuses, situada cerca de las otras tres terminales.

Si prefieres pagar un poco más para que tu llegada a Chicago desde el aeropuerto sea más cómoda y rápida, tienes la opción de coger un shuttle que te dejará directamente en el centro de Chicago. Normalmente tienen un coste de entre 25 y 30 € por persona.

Go Airport Express es una de las empresas de shuttles que ofrecen transporte compartido diario y servicio directo sin paradas desde y hacia el Aeropuerto de O’Hare. Tienen cobertura en el centro de Chicago, incluida la mayoría de los vecindarios y suburbios. Operan desde las primeras horas de la mañana y salen aproximadamente cada 10-15 minutos de cada terminal.

Los shuttles se ubican en la Terminal 1 (Puerta 1E), la Terminal 2 (Puerta 2E), la Terminal 3 (Puerta 3E) y la Terminal 5 (Puerta 5E). Se recomienda reservar por adelantado.

Llegar a Chicago en taxi

Por último, está la opción más rápida y cómoda, pero evidentemente también la más cara: coger un taxi. Tardarás unos 25 minutos y el recorrido suele tener un coste de unos 30 o 40 $, dependiendo del tráfico.

Nosotras, en un principio, íbamos a coger el metro para llegar desde el aeropuerto hasta nuestro hotel ACME Hotel Company (más abajo está la review), pero finalmente decidimos coger un taxi para olvidarnos de complicaciones y llegar antes, porque estábamos un poco cansadas. Además, entre dos, tampoco sale tan caro.

¡Tú decides cuál es la opción que más te interesa para llegar al centro de Chicago desde el aeropuerto!

Qué ver y hacer en Chicago

Crucero arquitectónico por el río

Tras recorrer la Magnificent Mile desde nuestro hotel, lo primero que hicimos al llegar a Chicago, en cuanto a actividades y visitas turísticas, fue un crucero arquitectónico por el río y el lago Michigan: un Arquitecture River Tour con la compañía Wendella.

Paseo por el río en Chicago
Hacer un crucero arquitectónico por Chicago es una experiencia increíble.

El muelle desde donde sale el barco está situado bajo el puente DuSable Bridge, el crucero dura una hora y cuarto y cuesta 35,50 $. El recorrido es por el río Chicago para ver los edificios más importantes de la ciudad, como la Torre Willis, el John Hancock o el Wigrley Building. Mientras tanto, un guía te contará todo lo que hay que saber sobre la impresionante arquitectura de Chicago, su historia y algunas anécdotas divertidas. Esa compañía solo oferta recorridos en inglés, pero si quieres hacer uno en español, puedes reservar este de Civitatis.

Después, el barco atraviesa el sistema de compuertas que lo une con el lago Michigan y se adentra en él, por lo que podrás ver el skyline de Chicago desde el lago.

Hacer un crucero por Chicago
Las vistas del skyline de Chicago desde el lago Michigan.

La verdad es que nos encantó la experiencia de ver los impresionantes edificios de Chicago desde el barco y que nos explicaran toda su historia y los detalles más curiosos, que de otra forma no habríamos podido apreciar. Por eso, recomiendo que hagas el tour durante tu primer día en Chicago, pero abrígate bien porque no veas el rasca que hacía en el barquito…

Si quieres ver un trocito del tour que hicimos nosotras, echa un ojo a mi vídeo recopilatorio (no te rías mucho, ya sé que es un poco chapucerillo) de lo imprescindible de la Ruta 66 en 15 minutos:

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en este aviso

Grant Park y Millenium Park

Tras hacer el crucero, cruzamos el río por el DuSable Bridge para adentrarnos en el Loop, el corazón de Chicago, y continuamos recto hasta llegar al Grant Park, una de las mayores áreas verdes de Chicago con casi 100 000 m2. Se accede gratuitamente y abre todos los días, entre las 6 y las 23 horas. Encontrarás muchos puntos de interés, de los cuales los más destacados son: la Cloud Gate, The Crown Fountain y la Buckingham Fountain.

Es muy agradable darse un buen paseo por todo el parque, que se divide en varias zonas. En la parte norte, se encuentra el Millenium Park, que está lleno de obras de arte y rodeado de impresionantes rascacielos, por lo que no te dejará indiferente. Pero lo que más llama la atención es «The Bean» («El Haba») o «The Cloud Gate», y no es para menos. Se trata de una escultura gigante hecha de acero inoxidable con la que podrás tener una visión panorámica de Chicago y del cielo.

Principales monumentos de Chicago
¡No podrás parar de hacerte fotos en la Cloud Gate!

Un poco más adelante, verás otra obra interesante del Millenium Park: The Crown Fountain. Esta fuente, obra del español Jaume Plensa, se compone de dos monolitos que proyectan imágenes con sus pantallas LED de las caras de diferentes habitantes de Chicago o incluso de los propios visitantes, de cuyas bocas sale un chorro de agua cada pocos minutos.

Qué visitar en Chicago
¡La Crown Fountain es una de las fuentes más curiosas del mundo!

También puedes visitar el Lurie Garden y el BP Bridge, que llega hasta el Maggie Daley Park, donde se pueden hacer muchas actividades al aire libre, como escalada, picnics, mini golf, tenis o skating.

Más al sur está el Art Institute, uno de los museos más importantes del mundo. Si te gusta el arte, y sobre todo el Impresionismo y Posimpresionismo, no dejes de entrar, ya que este museo cuenta con una de las colecciones permanentes más importantes de estas corrientes artísticas.

Justo enfrente del museo, en la Adams Street, ¡está el cartel del inicio de la Ruta 66! Aquí es donde empieza la aventura de recorrer todo Estados Unidos desde Chicago hasta Los Ángeles a través de la Mother Road.

Cómo organizar un viaje por la Ruta 66
El cartel de inicio de la Ruta 66 en Adam Street.

¡Volvemos al parque! Al lado del museo, más al sur, se encuentra una estatua de bronce de Abraham Lincoln de 1908 cuyo artista quería evocar la soledad y la carga de mando que sintió Lincoln durante su presidencia. ¡A falta de ver la de Washington, no está mal!

Finalmente, cruzando Columbus Dr, está la Buckingham Fountain, una de las fuentes más grandes del mundo. De abril a octubre, si vas por la noche, podrás contemplar los espectáculos de agua y de iluminación (desde el atardecer hasta las once de la noche) de esta espectacular fuente de estilo rococó.

Sitios de interés en Chicago
La Buckingham Fountain, una de las más grandes del mundo.

Nosotras nos perdimos este espectáculo porque fuimos por la mañana, pero si tienes la oportunidad, no te la pierdas.

The Elevated Train

Ya que estábamos en el Loop, no podíamos perdernos el mítico metro elevado de Chicago, uno de los elementos por los que es conocida la ciudad, así que lo cogimos para llegar a la Willis Tower (desde Adam/Wabash hasta Quincy/Wells).

¿Sabes por qué el centro de Chicago se llama el «Loop»? El Loop («lazo» o «bucle» en inglés) es un tramo del metro elevado que forma un cuadrado que rodea el centro de Chicago, por lo que a toda esta zona también se le denomina «The Loop».

Qué hacer en Chicago
Uno de los must de Chicago es coger el impresionante Elevated Train.

Willis Tower (Skydeck)

Con 442 metros de altura, la Willis Tower es el edificio más alto de Chicago y el segundo más alto de Estados Unidos, después del One World Center de Nueva York. Hasta la construcción de este último, fue el edificio más alto del mundo durante veinte años.

Ya solo verla desde abajo impresiona bastante, pero lo más interesante de esta torre es su famoso mirador, el Skydeck. En tan solo 60 segundos, el ascensor te llevará hasta la planta 103, donde se sitúa el mirador. ¡Y eso ya es toda una experiencia!

Si eres aventurero y te gusta la adrenalina, te encantará la experiencia de ver Chicago a través de los balcones de vidrio que sobresalen del edificio y son totalmente transparentes, ¡hasta el suelo! Al principio da un poco de miedo entrar, pero una vez encima, te acostumbras y se te olvida todo al tener las magníficas vistas de Chicago frente a ti. 

Los mejores sitios de Chicago
Vistas de Chicago desde el Skydeck de la Willis Tower.

Se pueden ver hasta las planicies de Illinois y el Lago Míchigan en Indiana, Míchigan y Winsconsin en un día despejado.

Ten en cuenta que, al ser una de las atracciones turísticas más famosas de Chicago, es muy probable que tengas que hacer cola durante un rato para poder entrar y hacerte las ansiadas fotos con ese impresionante fondo. El precio es de 25 $.

Vistas del Skydeck en Chicago
¡Nosotras tuvimos suerte de tener un día despejado!

Loop y Chicago Theater

Después, paseamos otro rato por el Loop y vimos el Chicago Theater, situado en 175 N State St. Llamado «The Wonder Theatre of the World» y construido en 1921, su fachada exterior es una miniatura del Arco del Triunfo de París. Es tan conocido por su interior como por su señal exterior vertical de seis pisos de alto. ¡Es muy de película americana!

Michigan Avenue: The Magnificent Mile

Es la calle más emblemática de Chicago donde se sitúan los grandes hoteles, tiendas de lujo, teatros, etc.

Hay varios edificios históricos: la Tribune Tower, el Wrigley Building, el John Hancock Center, la Fourth Presbyterian Church, la Water Tower y Pumping Station. Puede que te sorprendan estos dos últimos edificios por su aspecto histórico en medio de una zona moderna, y es que son los dos únicos edificios de esta zona que sobrevivieron al gran incendio de Chicago de 1871.

La Water Tower es un centro comercial y el destino principal para las compras en Chicago. Tiene más de cien tiendas, muchas de ellas especializadas, y comercios para todos los bolsillos. Además, en las calles de alrededor hay muchos restaurantes y tiendas.

John Hancock Center y 360º Chicago

También llamado «Big John», el John Hancock Center, un rascacielos de cien plantas y 344 metros, está ubicado al final de la Magnificent Mile. Al igual que la Willis Tower, este edificio cuenta con un observatorio, el 360º Chicago, y lo gracioso es que compite con ella y su Skydeck, que es 98 metros más alto.

Situado en la planta 94 a 314 metros de altura, en este observatorio podrás tener unas vistas panorámicas de todo Chicago y cuatro estados hasta una distancia máxima de 120 kilómetros. Hay telescopios para no perderte nada y es el mejor lugar para admirar los famosos fuegos artificiales que lanzan desde el Navy Pier un par de veces por semana en verano.

Además, desde 2014 se puede disfrutar de la atracción TILT! (literalmente, «inclinarse»), por un coste adicional. Se trata de una serie de ventanas del suelo al techo que se van inclinando poco a poco hasta 30° hacia fuera del edificio para ver la ciudad suspendido ante ella.

Ten en cuenta que el 360º Chicago tiene menos visitantes que el Skydeck, por lo que la experiencia es más tranquila y rápida. La entrada general al mirador cuesta 22 $ y el suplemento del TILT! es de 8 $.

Nosotras solo fuimos al Skydeck, pero la experiencia del TILT! tiene que ser alucinante.

The Navy Pier

Lleno de tiendas y restaurantes, el muelle de Chicago o Navy Pier es uno de los lugares más visitados de la ciudad. Se puede llegar andando sin problemas. En el Navy Pier también encontrarás lugares y atracciones turísticas como la noria gigante de Chicago, el teatro Shakespeare o el cine IMAX, un impresionante cine en 3D.

El Navy Pier fue durante mucho tiempo uno de los muelles más grandes del mundo, pero se transformó en una gran zona recreativa a finales del siglo XIX, por lo que en la actualidad el muelle es como un parque de atracciones.

Cosas que hacer en Chicago
Si tienes tiempo, no dejes de darte una vuelta por el muelle de Chicago.

Darse un paseo por el muelle es algo imprescindible que hacer en Chicago. Además de que las vistas son impresionantes, podrás pasar un rato divertido de compras, en sus restaurantes o subiéndote a la noria.

Cuando fuimos nosotras, en mayo, todavía hacía bastante frío, no había mucho ambiente por el muelle e incluso la noria estaba parada, pero en verano se supone que hay buen ambiente y es una visita agradable. Solo por las vistas, ya merece la pena.

Mejores atracciones turísticas de Chicago
Vistas de Chicago desde el Navy Pier.

Otros sitios de interés en Chicago

Si os queda tiempo, no dudéis en visitar la Chinatown y Little Italy de Chicago para sumergiros en estos dos países, ¡sin salir de Estados Unidos! O si te encantan los museos, también puedes visitar el Field Museum (15 $), de historia natural y antropología, o el Museo de Arte Contemporáneo (12 $).

Dónde comer en Chicago

Pizzería Uno, 29 E Ohio St

Fue el restaurante que inventó la deep-dish pizza, que tiene una base de pan gruesa, honda y crujiente, rellena de queso y salsa de tomate. Este tipo de pizza pasó a convertirse en la pizza estilo Chicago. La pizzería Uno abrió en 1943 y se hizo famosa enseguida por el sabor y la calidad de sus pizzas.

Tuvimos que esperar un rato para que nos dieran mesa, pero la verdad es que mereció la pena, porque la pizza estaba riquísima.

Dónde comer en Chicago

Jimmy John’s, varias direcciones

Si quieres comer algo rápido y barato, no dudes en acercarte a Jimmy John’s, un sitio donde hacen unos bocadillos muy variados y bastante ricos para el precio que tienen.

Nosotras fuimos después de ir al Skydeck, porque hay uno a 10 minutos andando de la Willis Tower (249 S State St.). Es una buena opción para no gastarse mucho dinero y comer bien.

Shake Shack, varias direcciones

Si te chiflan las hamburguesas, no puedes perderte esta cadena de hamburgueserías que son muy famosas en Nueva York. Tanto las cheeseburgers como las patatas rizadas están de muerte.

Hay una en 66 E Ohio Street y otra en 12 S Michigan Avenue, entre otras localizaciones.

Garrett’s, varias direcciones

Si te gustan las palomitas e incluso aunque no seas un gran fan, no te puedes ir de Chicago sin probar las famosas palomitas de mil sabores de Garrett’s. Las hay de mantequilla, de queso, de macadamia, de almedra… ¡Una locura! Están riquísimas las de queso.

Dónde dormir en Chicago

Nosotras nos alojamos en el ACME Hotel Company (15 East Ohio Street), situado en el River North, muy cerca de la Magnificent Mile. La verdad es que fue un capricho, me enamoré de él y, aunque era un poco caro, lo reservamos. Nos costó 362 $ dos noches en habitación doble.

Las habitaciones son preciosas, la decoración chulísima, el baño moderno y grande, las camas comodísimas y grandes… En definitiva, ninguna queja. ¡Mereció la pena y volvería a alojarme allí! Además, tienen restaurante y WiFi gratis.

Después de visitar lo imprescindible de Chicago, ¡dijimos adiós a la ciudad del viento para empezar a recorrer la mítica Ruta 66! ¿Quieres saber cómo nos fue? Aquí tienes el resumen de nuestras andaduras durante el primer tramo: Chicago, IL. – Springfield, IL.

Espero que te haya sido de ayuda y, como siempre, si tienes alguna pregunta o sugerencia, ¡no dudes en escribirme!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Puede obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar